Inicio Horario Historia Nuestros Toreos Enlaces Blog Contacto
 
Inicio | Historia | Nuesta Historia
 

Nuesta Historia

museotaurinosalamanca.es  
1738  

Si nuestro teatro tuviese el temblor de las fiestas de toros, sería magnífico. Si hubiese sabido transportar esa violencia estética, sería un teatro hermoso como La Iliada. Una corrida de toros es algo muy hermoso. --Ramón del Valle Inclán.

El Museo Taurino de Salamanca nace con una clara vocación: dar realce y reconocimiento a la Fiesta de los toros y a los toreros de Salamanca. Fue creado por la Federación de Peñas Taurinas de Salamanca "Helmántica" y en la actualidad es gestionado por el Ayuntamiento de Salamanca a través de Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca, S.A.U.

Dicha federación se creó en el año 1989 con el propósito de acoger las peñas de toreros salmantinos que por aquel entonces existían en la provincia. Entre las peñas fundadoras estaban la Peña Taurina "Paco Pallarés", Peña Taurina "El Viti", Peña Taurina Salmantina, Peña Taurina "Niño de la Capea", Peña Taurina "Tendido Universitario", Peña Taurina "Cesterito", Peña Taurina "Víctor Manuel", Peña Taurina "Tom´s Pallín", Peña Taurina "Rui Bento Vázquez" y Peña Taurina "Julio Robles".

Durante los primeros años de su andadura estuvo al frente de la federación D. José Silguero Honorato, miembro de la Peña Taurina "Paco Pallarés".

En los primeros años de su fundación se llevaron a cabo diferentes actos y homenajes, como el realizado a El Viti con la colocación de una estatua que le representa a la puerta de la plaza de toros de La Glorieta

  Estatua de El Viti

Con el transcurso de los años se irán sumando más peñas, como la Peña Taurina "Pepe Luís Gallego", la Peña Taurina "José Ramón Martín" y la Peña Taurina "José Luis Ramos".

En el año 1991 accede al cargo de presidente, por unanimidad, D. Eusebio Cembellín Lorenzo, perteneciente a la peña de El Niño de la Capea. Durante estos años la junta directiva tiene a bien nombrar socio de honor al recordado Julio Robles. Igualmente, comienzan a trabajar en la creación de un museo dedicado a ganaderías y toreros salmantinos.

El año 1993 comienza para la Federación con la misión de poner en marcha definitivamente el museo taurino; así se crea una comisión encargada de recopilar direcciones de toreros, ganaderos y aficionados que ceden o donen distintos objetos que, bien por su valor artístico o histórico, puedan ser expuestos para su admiración.

  Bordados   Botijo  

Tras largas jornadas de trabajo, el Museo Taurino de Salamanca se inaugura el 29 de diciembre de 1993 en un local cedido por el Ayuntamiento de Salamanca en la céntrica calle Doctor Piñuela.

A lo largo de los años siguientes el museo continúa trabajando con el fin de atesorar nuevos fondos, sin descuidar otras actividades como la realización de conferencias, fiestas taurinas, galas de entrega de trofeos. Todo ello encaminado a la difusión de la Fiesta Nacional.

En el año 1995 la Federación le pone apellido al Museo Taurino, pasándose a llamar Museo Taurino de Salamanca "Primitivo Sánchez Laso" en honor de un gran aficionado que durante muchos años fue presidente de la Peña Taurina Salmantina y que, al tratarse de un museo creado y gestionado por aficionados, se consideró una forma excelente de rendirle homenaje.

En el año 2002 D. Eusebio Cembellín no se presenta a la reelección como presidente y accede al cargo D. Felicísimo Mesonero Mesonero, quien ha permanecido al frente de la junta directiva hasta 2007, año en que toma posesión al frente de la federación D. José Martín Hernández.

Desde 2016 la Federación está presidida por Luciano Sánchez Hernández.

   

La actual junta directiva tiene entre sus objetivos la modernización y difusión del Museo Taurino a través de acciones como las exposiciones temporales con la creación del llamado "Museo Itinerante", que trata de acercar el arte taurino a todos los rincones de la provincia.

A lo largo de los años el Museo Taurino se ha convertido en un centro de referencia para todos aquellos aficionados que quieren disfrutar del arte de Cúchares y recordar a grandes glorias del panorama taurino que jamás desaparecerán de la memoria de los aficionados al haber escrito una página con letras de oro en el libro de la tauromaquia salmantina.

 
Imprimir Documento